30 de Septiembre 2007

HISTORIA DE UNA IDA Y UNA VUELTA, POR RATATUI AND STUFF

Hace unmes y algo fui a ver una peli preciosa, Ratatui, y mi chico me regaló un ratatuillo, una autentica mona, un hamster ruso. La verdad es q nunca he tenido animales de compañia y me encanta tenerle por aqui, aunq he de reconocer q es una mijina arisco... Pero lo cierto es q me hace compañía.

Como nunca he tenido animales me encanta comprarle regalitos, es mi bebé ^^ Además es tan chiquitin!! Primero tenia una jaule, y le compré otra con un transportin y hasta un mirador! una monada, con un tubo para pasearse de un piso a otro.

El miercoles de la semana pasada le compré una bola para q se paseara por la casa, cual fue mi sorpresa al llegar a casa q descubrí q el paseo ya se lo estaba dando el tio joío. Me encontré q la rueda se habia separado de la jaula y huyó como un cobarde.

Depués de un rato de llorar y apartar muebles compulsivamente, intenté calmarme y buscar por internet q hacer cuando se te escapa un hamster. La primera frase era algo asi como "Si se te escapa un hamster tienes q tener claro q es poco probable q lo encuentres" Yupi ¬¬ Luego pensé, OMG, mis vecinos tienen gatos...

Siguendo las instrucciones de la web dejé la jaul tal y como él la dejó pq tarde o temprano deberia volver a por comida, puse otros dos comederos uno y mi habitacion y otro en la cocina y puse muchos senderos de harina. Mi casa parecia el reino de un cocainomano. Lo weno de la harina es q al pasar por encima se veian las marcas de las patitas y así sabria donde ha pasado ...

Total, que lelgada mi hora de ir a trabajar decidí volver a mirar otra vez donde habia mirado quince veces y cual fue mi sorpresa cuando el tio joio salió de su escondite (una estanteria q está tapada con una cortina y está metida en un hueco poco accesible) a ver si se comía unas cuentas pipas. Por supuesto mi alegria fue grande al descubrir su escondite. No tanta fue mi alegria pq cada vez q me acercaba se volvia a meter hacia dentro... un primor.

Así q tuve que irme a trabajar, no sin antes haberme tirado al suelo intenta cazar al bicho y haberme llenado toda de harina. Os podeis imaginar los picores q tuve... Antes de irme puse otro sendero de harinajusto a la salida de dopnde el estaba y otr alrededor del comedero "trampa" q le dejé y al volver por la noche estaban sus patitas solo marcadas alli y no a la salida de la habitación, cosa la cual me congratuló mucho. Ni corta ni perezosa me tumbé en suelo para verle, pero no se veia abolutamente nada, así q tuv e q alumbralo con el movil no sin antes haberme llenado el pelo de harina. Oviousl, el estaba durmiendo y mi mano no llegaba a done el se hayab. Tuve q depertarle con el palo de la fregona y weno, depues de lagrimas, sudor y mucha mucha mucha harina lo atrapé ^^

Escrito por Tacirupeca a las 2:27 PM | Comentarios (2)

1 de Septiembre 2007

MUUUU

vaca
Estoy vacuna. Llevo desde que el mundo es mundo buscando unos vaqueros, no sólo pq hace eones que no me compro unos sino pq los pocos q tengo se están rompiendo peligrosamente.

Btw, la historia es que la capaz y captura de unos vaqueros me está resultando más frustrante de lo que imaginaba, más que nada pq me estoy dando cuenta del estado vacuno en el que me encuentro. Sé que pensareis que soy una exagerada, pero creedme, pasar de una 36 a una 40 sin pasar por la 38 es muy traumatico.

Además, hace unos años (seamos sinceros, hace muchos muchos años), que se hubiera llevado los pitillos hubiera sido un sueño hecho realidad, yo sin caderas ni nada, pero no, resulta que se llevan ahora que mi culo tiene el tamaño de Asia. Y para más inri, se llevan super bajos, cosa la cual a mi nunca me ha desagradado, el caso es que ahora he descubierto que mi culo no solo es grande sino alto. Si señoras y señores, mido escasamente un metro y medio y resulta que mi culo es alto, es lo único alto de mi, mira tu que bien. Con lo cual resulta que literalmente LA MITAD de mi culo se queda fuera del pantalon. O sea, estando de pie se ve una parte demasiado interesante de la raja de mi culo.

Supongo que una parte de culpa la tengo yo, pq me niego a comprarme la que resulta ser ahora mi talla. No pretendo cambiar de decena por lo menos hasta que no cambie de decena de edad o me quede embarazada (que esperemos sea antes de cambiar de decena :P). Y os preguntareis q pq, pues la clave la tiene Tara. Tara es una de las protagonistas de Por los pelos, uno de mis libros favoritos. Tara resulta que es bajita, gordita y sin gracia (o sea, yo). EL caso es q hacia una reflexion de como engordaba. Ella tenia la talla 36, hasta q emepezaba a engordar y se compraba un par de cosas de la 38 hasta volviera a delgazar y caber en la 36, pero entonces se acomobada en la 38, y engordaba un poco y se tenia q comprar de la 40 solo hasta q adelgace. Así que yo he decidido q la manera de no acomodarse en una talla es no comprarla :P

Lo q sea, q estoy depre, y soy una vaca.

Escrito por Tacirupeca a las 1:27 PM | Comentarios (0)